Un subsidio abre el camino para encontrar formas de mejorar nuestra tierra, agua y economía


PARA DIFUSIÓN INMEDIATA

14 de octubre de 2020

Un subsidio abre el camino para encontrar formas de mejorar nuestra tierra, agua y economía

Click here for the English version of this article.

ALBUQUERQUE – Las acciones que creen suelos saludables para la agricultura, aire limpio para respirar y que eviten incendios forestales severos que envíen humo peligroso a la atmósfera, son metas universales e inmediatas. Sin embargo, el cambio climático se aproxima y constituye una amenaza para nuestra salud y economía. Gracias a un subsidio de la Alianza Climática de los Estados Unidos, se abrirán nuevos caminos para cumplir los ambiciosos objetivos de la reducción de gases de efecto invernadero (GEI) en Nuevo México y Colorado.

La Conservación de la Naturaleza (TNC; The Nature Conservancy) en Nuevo México y Colorado, junto con el Departamento de Agricultura de Nuevo México (NMDA) y el Departamento de Energía, Minerales y Recursos Naturales, están colaborando en un proyecto que mejorará las tierras de cultivo — ranchos, granjas y bosques productivos — para generaciones venideras.

“Tenemos un largo camino por recorrer y no mucho tiempo,” dijo la gobernadora de Nuevo México Michelle Lujan Grisham. “Nuestro planeta y los invaluables recursos naturales de nuestro estado requieren una acción diligente y motivada por la ciencia. Con objetivos agresivos de energía limpia, estamos en camino. Y cuando hay tanto en juego, cada paso en la buena dirección es notable.”

¿Cómo se va a lograr esto? Primero, se necesita la ciencia. Usando datos disponibles al público, sensores remotos y modelos climáticos avanzados, la TNC generará estimaciones de reducciones de carbono a través de prácticas agrícolas, gestión forestal y conversión de tierras evitada. Luego, un amplio grupo de partes interesadas desarrollará y evaluará los escenarios.

“Al cuantificar el potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, podemos desarrollar y promover prácticas y políticas que crearán una economía más limpia y fuerte,” agregó Nina Carranco, directora de relaciones externas de la TNC en Nuevo México. “Las soluciones climáticas naturales jugarán un papel clave, ya que se basan en el poder de la naturaleza para eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera y almacenarlo en suelos y bosques saludables.”

“Este subsidio se alinea con nuestro Programa de Suelos Saludables, que apoya la mejora de las cuencas, la reducción de la erosión del suelo y una mayor resiliencia climática,” dice Jeff Witte, secretario de agricultura de Nuevo México. “El subsidio también nos ofrece la oportunidad de trabajar junto con nuestros vecinos de Colorado para determinar qué podemos hacer para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Ya sea trabajar con otro estado o mostrar nuestra participación continua en el Equipo de Acción Climática de Tierras Naturales y de Cultivo, las sociedades son importantes para la misión de NMDA de trabajar en cooperación con los sectores públicos y privados.”

“Nuevo México tiene planes ambiciosos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en múltiples sectores, y los datos confiables son la base de todo nuestro trabajo,” dijo la Secretaria del Gabinete del Departamento de Energía, Minerales y Recursos Naturales Sarah Cottrell Propst. “Esta sociedad entre agencias estatales y organizaciones no gubernamentales es necesaria para proporcionar la base científica para medir las contribuciones de las soluciones climáticas naturales, como cambios voluntarios en las prácticas agrícolas, evasión de incendios de gran magnitud y protecciones de la tierra que reducen las emisiones de carbono.”

Tanto Colorado como Nuevo México han adoptado audaces metas de reducción de gases de efecto invernadero. En enero de 2019, la gobernadora de Nuevo México Michelle Lujan Grisham, estableció una audaz agenda energética y climática para que el estado reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) por al menos un 45% antes de 2030, en comparación con los niveles de 2005. En mayo de 2019, el gobernador de Colorado Jared Polis firmó el ambicioso Plan de Acción Climática para reducir la contaminación por al menos un 50% antes de 2030.

###